Pizza vegana con berenjena asada
Pizza vegana con berenjena asada

Pizza vegana de berenjena

    ,

5.0 0

Si te encantan las berenjenas y eres fan de la pizza ésta es para tí. Berenjenas asadas cubren la corteza de pizza, salpicadas de delicioso tomate fresco y la albahaca mezclados con un poco de aceite de oliva y sal. Esta pizza hará las delicias de todos, ¡una verdadera pizza vegana!

  • Preparación: 1 hr
  • Cocina: 20 mins
  • 1 hr

    20 mins

    1 hr 20 mins

  • Para: 4 a 6 porciones

Ingredientes

Para la masa de pizza

500 g de harina de trigo de fuerza, más extra para espolvorear

1 cucharadita de levadura seca

1 cucharadita de azúcar

1 ½ cucharada de aceite de oliva

Para la salsa de tomate

100 ml de puré de tomate

1 cucharada de albahaca fresca picada o ½ cucharadita de orégano seco

1 diente de ajo machacado

Para la cobertura

1 berenjena grande

1 tomate troceado al gusto

Albahaca fresca

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Para la masa

Pon la harina, la levadura y el azúcar en un tazón grande. Para conseguir la temperatura ideal del agua para la levadura mezcla 150 ml de agua fría y 150 ml de agua hirviendo en una jarra.

Agrega el aceite y 1 cucharadita de sal al agua tibia y luego viértelo sobre la harina. Revuelva bien y comienza a amasar la mezcla en el recipiente hasta que forme una masa suave y ligeramente pegajosa. Si está demasiado seca echa un poco de agua.

Espolvorea un poco de harina sobre la superficie de trabajo y amasa la masa durante 10 minutos. Vuelve a colocar la masa en el tazón y cubre con film transparente de cocina engrasado con unas gotas de aceite de oliva. Dejalo crecer en un lugar templado durante 1 hora o hasta que duplique su tamaño.

Para las berenjenas

Para las berenjenas asadas corta las berenjenas en rodajas generosas para que no se arruguen en el horno, sazona y deja sudar sobre papel de cocina durante una hora, girandolas una vez para eliminar gran parte de la humedad. Luego secalas y píntalas con aceite de oliva. Asalas en el horno a 220 grados hasta que estén ligeramente doradas. Retira del horno y reserva.

Para la pizza

Calienta el horno nuevamente a 220 grados cuando esté la masa ya preparada y vayas a realizar ya la pizza colocando una bandeja para hornear para calentar donde luego irá la pizza.

Cuando la masa esté lista golpeala un par de veces con el puño y luego amásala nuevamente sobre la superficie enharinada. Debería ser elástica y mucho menos pegajosa.

Pon todos los ingredientes para la salsa de tomate en un tazón, sazona y mezcla bien.

Divide la masa en 1 o 2 o más piezas dependiendo del tamaño de pizza que quieras, forma la bolas, y aplana cada pizza al gusto con un rodillo o con las manos, la masa bien espolvoreada con harina para evitar que se pegue.

Sobre la base de pizza extiende de 4 a 5 cucharadas de salsa de tomate encima y agrega las berenjenas cubriendo toda la base. Luego los tomates en pedacitos, rocía con un poco de aceite de oliva y hornea en la bandeja de horno precalentada durante 10 a 12 minutos o hasta que la base esté hinchada.

Sirve las pizzas con las hojas frescas de albahaca. Ummmmm ¡mereció la pena! ¡Qué rico!

Puedes darle un toque más italiano añadiendo queso rallado vegano, y gratinando. Queso vegano derretido, burbujeante y dorado. ¡Delicioso!

00:00